Trasplante de pelo, cada vez más común

By | 18 junio, 2013

Hasta hace pocos años un trasplante de pelo eran algo anecdótico de lo que apenas se comentaba nada. Pero de unos años a esta parte se ha convertido en una práctica muy habitual a la que se han sumados políticos y presentadores de televisión entre otros personajes públicos.

Esto ha contribuido a normalizar esta intervención. Antes, los pocos que lo hacían solían negar haberse sometido a un trasplante llegando a extremos ridículos, porque se consideraba algo superficial. Pero hoy en día está asumido que la imagen es algo importante y que cuidarla no es motivo de vergüenza o algo que deba esconderse y se le ha dado la naturalidad que le corresponde a esta práctica.

También ha contribuido a que los trasplantes de pelo sean más numerosos el hecho de que hayan bajado considerablemente de precio lo que hace que ya no sea algo al alcance de unos pocos privilegiados y más gente se acerque a informarse a centros como el Instituto del pelo Vila-Rovira, dónde se realizan estos trasplantes por parte de profesionales con gran experiencia.

En qué consiste el trasplante de pelo.

En el Instituto del pelo Vila-Rovira se lleva a cabo la técnica de trasplante de pelo FUE. Esta consiste en una distribución de los folículos pilosos. Al contrario que en el caso de un injerto, donde se cortan tiras de piel y cabello de la zona donante para injertarlas allí donde ya no crece pelo, en el trasplante se extraen únicamente unos pocos pelos junto con sus estructuras internas y se introducen mediante microincisiones en donde son necesarios.

El trasplante es una opción ideal si se quieren cubrir zonas de tejido cicatricial, tapar una pequeña calva o darle más espesor a una zona de tu cabeza que lo haya perdido, como puede ser el caso de la coronilla. No deja cicatrices, así que se puede llevar el pelo muy corto si se desea y tan solo es necesaria anestesia local.

El injerto suele ser la alternativa ofrecida para aquellas personas que presentan grandes zonas sin pelo ya que es mucho más rápido y económico para estos casos. Precisa de sutura que tendrá que ser retirada a los quince días y queda una pequeña cicatriz que queda totalmente oculta por el pelo.

Sean cuales sean las técnicas de trasplante de pelo que existan, es fundamental que sea llevada a cabo por profesionales con mucha experiencia y con resultados comprobados ya que se trata de un trabajo que precisa de mucha habilidad. Un trabajo mal realizado podría dejar cicatrices a la vista o no dar los resultados esperados, por lo que ponerse en manos de personas fiables y que ofrezcan la máxima confianza es fundamental.

El Instituto del pelo Vila-Rovira no solo cuenta con una clínica con la tecnología más avanzada, sino también con profesionales muy bien formados que atienden todos los años a miles de pacientes que son los mejores embajadores de la calidad de sus trabajos y el buen trato que se ofrece.

Trasplantes en otras zonas del cuerpo.

En ocasiones, debido a cicatrices, quemaduras o a desarreglos hormonales que impidan el normal crecimiento del vello, se hace necesario un trasplante de pelo para la zona del rostro. Conseguir un bigote o una perilla más espesos o implantar pelo en las patillas o barba para cubrir cicatrices de un accidente o marcas de acné son operaciones comunes que tienen un beneficioso efecto estético y psicológico en la persona.

Pero si no se puede realizar un trasplante de pelo debido a que tras el estudio personalizado del caso no se es apto ya sea porque el pelo que queda no es apropiado para realizar el trasplante o bien por cualquier otra causa que determinen las pruebas que se realizan, aún siguen existiendo alternativas para ayudarte.

Las micropigmentaciones capilares permiten la simulación óptica del pelo permitiendo lucir una imagen de cabello rasurado pero sin el efecto calva brillante tan envejecedor. A simple vista parecerá que se tiene el pelo afeitado, dando un aspecto mucho más juvenil a la persona. El resultado es tremendamente natural si lo realizan expertos con experiencia y en centros de prestigio como el Instituto del pelo Vila-Rovira, que ofrece este servicio a sus clientes.

Es importante cuidarse de personas que ofrecen servicios similares de tatuaje a través de centros de estética o salones de tatuaje, ya que esas técnicas tienen muy poco que ver con ofrecidas por un centro médico y los resultados pueden ser desastrosos y muy difíciles de corregir una vez que ya se han realizado, teniendo que recurrir a costosas técnicas de láser que pueden dejar marcas y cicatrices permanentes.

Si te preocupa tu imagen, recurre a los mejores profesionales y no trates de ahorrar poniéndote en manos de personas no cualificadas para este trabajo, ya que es tu salud y tu imagen lo que está en juego.