El implante tenía un precio

By | 21 noviembre, 2013

Quién no recuerda aquella película de Clint Eastwood en la que he basado el título de mi entrada… pues sí, todo tiene un precio y los implantes también. De hecho, esta es una de las preguntas más frecuentes en los foros especializados y es compleja de responder.

Implante-dental

A tener en cuenta…

En primer lugar, el implante consiste en sustituir por una pieza artificial un diente perdido; es decir, se “implanta” otro en su lugar. Las ventajas respecto a las prótesis es que es más duradero y además no se necesita limar las piezas adyacentes.

Por otro lado, el implante se enrosca en directamente en la encía y se une al hueso de la misma; esto permite que la pieza sea “casi” como la original.

Existe un tratamiento novedoso, el denominado “trascigomatico”, que está indicado para pacientes con poco hueso, a los que era complicado aplicar el tradicional.

¿De qué dependen los precios de un implante?

Pues en primer lugar, del material elegido, siendo el más común el titanio, ya que es ligero, fuerte y bio-compatible; el hueso lo acepta como si fuera parte de la estructura de organismo y no provoca rechazos. Por otro lado están los cerámicos, que permiten integraciones más rápidas que el titanio, pues la unión, aparte de mecánica, también es química.

Los implantes también dependen del especialista, de la gama elegida y algunos otros factores menos importantes; así, puedes encontrar diversos precios si haces una búsqueda en Internet y comparas. ¡Pero cuidado!, hay gangas que no son lo que dicen ser, lo barato casi siempre sale caro.

Entonces, ¿qué precios son los habituales?

Pues es una pregunta difícil, pero vamos a darte una aproximación, los de “alta gama” se sitúan entre los 700 y 1000 euros, a esto hay que añadir las coronas, que están entre los 500-800 y debes tener en cuenta que llevan el llamado “pilar de cicatrización”, que suele cobrarse cuando te hacen la cirugía.

Debo insistir en el asunto de las gangas, a veces, encontrarás en la red ofertas de implantes ¡incluso a 250 euros!, ten cuidado, porque luego vienen los extras y ahí es donde te “clavan”. La experiencia me ha demostrado que la calidad tiene un precio, como la de los implantes.

El turismo dental

Probablemente conozcas o has leído sobre el “turismo de salud”, muchas personas van a operarse a otros países más baratos y de paso se toman unas vacaciones. Es un fenómeno extendido y a veces promovido por el gobierno del país receptor.

Sinceramente, esto es como todo, si uno se va a una clínica suiza, porque sabe que es buena, es una elección consecuente, pero, si uno se va a un país, el que sea, porque se va a ahorrar unos euros, que lo piense bien, porque estamos hablando de la boca y esta es el espejo del cuerpo.

Entonces ¿qué hago?

Pues analiza la situación, entra en la red y revisa lo que existe en ella, busca en google, clínicas dentales implantes e investiga. En muchas tendrán precios orientativos o foros donde podrás hacerte una idea, como sucede en esta clínica de implantes dentales en Valencia.

Una vez tienes claro el asunto, no te cortes, pide cita y ve a que estudien tu caso; aunque te cobren la visita, compensa, porque así, tendrás una idea casi exacta de “cuanto te va a costar la broma”.

Por cierto, ¿qué ventajas tiene?

Pues en primer lugar, la rapidez, ya que todo se hace en el mismo día, sales con tu diente nuevo en el momento, esto evita la angustia de llevar una prótesis de quita y pon, ¡olvídate de quitarte los dientes antes de dormir!

Además, es fijo y duradero, ya que va “clavado”, no se nota que la llevas, ni al hablar, ni al sonreír; esto te va a dar una sensación de seguridad y confianza que, en muchos casos, no ofrecen las prótesis. Se puede comer desde el primer día y además, si la clínica es buena, el tratamiento es indoloro e incluso pueden sedarte.

Vaya, pues si que parece que todo son ventajas

Bueno, hay inconvenientes, pero estos suelen venir de la falta de hueso en la encía, lo que impide realizar implantes tradicionales, pero como he escrito antes, los llamados “trascigomáticos” solucionan ese problema.

La verdad es que los implantes dentales son una opción más que aceptable y cómoda, duradera y sobre todo rápida. Tiene el inconveniente del posible rechazo, pero este suele ser mínimo y nadie mejor que el especialista para decidir, junto al paciente, en ese aspecto.

Un buen odontólogo siempre va a buscar lo mejor para ti, su trabajo es que tu boca esté lo más sana posible y eso es lo más importante. Una clínica dental como puede ser Peydro, siempre va a tener un objetivo principal… tú.